Entra en vigor decreto ley de bienestar animal y su reglamento (infografías)

revista El Toque

Desde hoy el decreto No.31/2021 De Bienestar Animal y su Reglamento el Decreto 38/2020 se ponen en vigor para la protección de los animales en Cuba.

Muchas dudas y preocupaciones tiene la ciudadanía sobre cómo será su implementación, por lo cual hoy queremos aclarar algunas interrogantes.

¿Ante qué autoridad se tramita la denuncia sobre maltrato animal?

Se establece que el Centro Nacional de Sanidad Animal del Ministerio de la Agricultura y sus Departamentos Provinciales serán las máximas autoridades en materia de bienestar animal. Les corresponderá dirigir, ejecutar, implementar y controlar la política del Estado y el Gobierno sobre este particular. Dentro de sus funciones destaca la facultad para autorizar la creación de entidades y centros para la atención, acogida, rescate y rehabilitación de los animales.

También estarán facultados para expedir la licencia sanitario-veterinaria para los centros de observación y los de atención, acogida, rescate y rehabilitación de los animales; y garantizar el acceso a la información en relación con la protección y el cuidado de los animales.

¿Cuáles son las direcciones electrónicas y teléfonos para hacer denuncias?

¿Cómo se sancionarán los incumplimientos de la regulación sobre bienestar animal?

La norma establece un sistema contravencional. Por ende, contrario a las expectativas de muchos animalistas, no concibe el maltrato animal como delito, sino como «contravención». No obstante, el Artículo 60 del Reglamento establece que las medidas previstas se aplicarán con independencia de la responsabilidad civil o «penal» en que pueda incurrir el infractor.

De la lectura del artículo se presume que el maltrato animal pudiera considerarse un delito en futuras modificaciones al Código Penal vigente.

¿Cuáles son las contravenciones y las sanciones reconocidas en las normativas sobre bienestar animal?

El Decreto Ley 31 establece la prohibición de inducir «el enfrentamiento entre animales de cualquier especie». No obstante, confiere a los Departamentos Provinciales de Sanidad Animal la posibilidad de aprobar algunos de estos. Al instituir esa excepción, la normativa contradice, sin explicar las razones, varios de los principios básicos que ella misma establece —«los animales deben ser atendidos, cuidados y protegidos por el hombre»; «no deben ser sometidos al maltrato y acciones degradantes».

Por su parte, el Reglamento reafirma esa prohibición al incluirla en el primer grupo de contravenciones para el que establecen multas de 1 500 CUP a las personas naturales y de 4 000 CUP a las personas jurídicas que:

a) induzcan al enfrentamiento entre animales de cualquier especie, excepto los autorizados por los Departamentos Provinciales de Sanidad Animal.

b) sometan a los animales a maltratos de cualquier naturaleza u otros actos que pongan en peligro su salud y bienestar.

c) provoque la muerte de un animal al incumplir las disposiciones establecidas.

Además de las multas, quienes incurran en estas conductas podrán sufrir el decomiso del animal cuando corresponda y la suspensión temporal o definitiva de la licencia, permiso o autorización otorgada, también cuando proceda.

La normativa reconoce un segundo grupo de contravenciones para el cual se establecen multas de 1 000 CUP para las personas naturales y de 3 000 CUP para las personas jurídicas que incurran en las siguientes conductas:

a) Incumplir con cualquiera de las obligaciones establecidas en las normas sobre bienestar animal para los criadores, propietarios, poseedores y tenedores de animales, según su especie y categoría.

b) Utilizar animales en deportes, entretenimiento y exhibición, sin contar con la autorización emitida por la autoridad competente en los casos que se requiera, o en incumplimiento de los términos y condiciones establecidos en la norma.

c) Experimentar y utilizar animales para fines educativos, al infringir lo establecido en la norma.

d) Comercializar, transportar, poseer, capturar, reproducir y cualquier otra acción de manejo de animales que se realice incumpliendo las disposiciones vigentes.

En este segundo grupo podrán imponerse las mismas sanciones adicionales del primero y se suma la clausura definitiva de la instalación cuando proceda.

Un tercer grupo de contravenciones establece multas de 500 CUP para las personas naturales y de 2 000 CUP para las personas jurídicas, que:

a) depositen en espacios públicos los cuerpos y restos de animales sacrificados.

b) circulen por la vía pública con un animal sin cumplir con las medidas de seguridad e higiene establecidas para la especie de que se trate.

b) permitan que los animales miccionen o defequen en la vía y espacios públicos, sin efectuar posteriormente la recogida de sus desechos sólidos.

En los casos de los incisos b y c de este tercer grupo, además de la multa, se puede establecer la obligación de hacer correspondiente (usar bozales y correas o recoger las excretas) y el decomiso del animal.

¿Cuáles serán las obligaciones de los propietarios de animales de compañía?

De las contravenciones enunciadas se desprende que una de las imposiciones a los propietarios de animales de compañía será la obligación de recoger las excretas de estos en la vía pública. El incumplimiento de esa obligación no solo podría implicar multas para el poseedor del animal, sino el decomiso de este.

Asimismo, la legislación reconoce que además de las obligaciones generales de cuidado y atención higiénica, los poseedores de animales de compañía deberán coordinar y realizar la entrega en adopción en caso de que no puedan encargarse de los animales; también deberán tomar las medidas para su esterilización y evitar su permanencia en la vía y otros lugares públicos sin la presencia de una persona responsable.

Para los propietarios de perros de compañía se establecen obligaciones adicionales, a saber: colocar arreo y bozal a los de talla mediana y grande en los espacios públicos y aplicar la vacuna antirrábica de manera periódica o en los ciclos decretados a través de las áreas de Salud. Dispone la obligación de identificar a los perros para transitar por la vía pública con su nombre y domicilio, mediante solapín, chapilla, collares, chip u otras formas de marcaje.

El incumplimiento de la obligación de identificación podría conllevar la recolección de los animales por parte de Zoonosis. La normativa decreta que los animales abandonados por sus propietarios, poseedores o tenedores que no tengan identificación o aquellos sin control que deambulan en la vía pública, organismos, entidades, centros de recreación, gastronómicos y de turismo o cualquier otra instalación, serán recolectados por la autoridad competente.

Un comentario en “Entra en vigor decreto ley de bienestar animal y su reglamento (infografías)

  1. Creo el estado debe crear vías para que los tenedores de mascotas podamos implementar estas medidas, por ejemplo la venta de bozales y chapillas de identificación, a precios asequibles para los de menos recursos. Muy bien lo de recoger las heces, pero qué hacemos con ellas, esta provincia carece de contenedores y en mi caso, sin exagerar, la basura permanece hasta mas de 1 mes acumulada sin q pasen a recogerla. Estoy preocupada porque aparezcan los extremistas…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: